Las tareas de hoy con las herramientas de ayer.

Marshall McLuhan, el «profeta de la era digital» que predijo internet 20 años antes de que se inventara. 

Así empieza un artículo de la BBC sobre este fascinante personaje, filósofo y estrella mediática Marshall McLuhan que vaticinó la era digital. 20 años antes de que empezara.

Pero este artículo no se trata solo de él. Lo que me parece fascinante es que vivimos en una época donde todo se inició antes, solo que ahora se mueve a velocidades impresionantes.

Pensemos en algo: Teletrabajo.

El término teletrabajo fue acuñado por primera vez por el físico estadounidense Jack Nilles en 1973, en plena crisis del petróleo de los 70. Jack buscaba una solución para reducir el consumo de combustible producido por los traslados recurrentes desde del hogar al lugar de trabajo y viceversa.

Sin embargo, hoy «teletrabajo» es un término de actual, y está generando un gran impacto en la manera como las personas nos relacionamos, trabajamos, visitamos al doctor, y hacemos muchas actividades que eran deliciosamente presenciales, de manera remota.  

El punto es: el teletrabajo no es nuevo, ha evolucionado estimulado por factores internos y externos:

Reducción de costos: «reduzcan los viajes a la filiales, reúnanse por internet» con una llamada telefónica será suficiente, que les envíen los archivos por correo (físico, electrónico). En fin internamente las empresas han buscado reducir costos de desplazamiento,

Reducción de puestos de trabajo: Desde hace varios años, siglo pasado, muchas organizaciones tenían en su equipo 100 vendedores y solo 70 puestos de trabajo para ellos, usuarios concurrentes. permitiéndoles ser muy eficientes en aprovechamiento de loo recursos físicos de la organización.

Outsourcing:  Es más económico desarrollar fabricar o prestar servicios en X o Y país. los call centers se movieron la fábricas de software y algunas actividades de manufactura empezaron a operar de manera remota.

Just in Time: Producción de bienes en un barco, para aprovechar tiempos muertos.

Domicilios: No se desplace, yo se lo envío, pídalo por teléfono, correo, en la web o whatsApp.

La conclusión es: Estamos teletrabajando hace muchos años, pero no teníamos consciencia clara hasta que llegó la pandemi y dijo: «Quédate en casa».

Así ha ocurrido con la transformación digital, la inteligencia artificial, la telemedicina, el e-learning, home banking, e-commerce, la lista puede ser mayor. Todas estas «actividades» llevan años evolucionando.

Lo que es difícil  de entender es que nos tomen mal parados y logren sorprendernos y ponernos contra la cuerdas.

Exactamente eso le pasó a Blockbuster con Netflix, a los hoteles con Airbnb, a los taxis con Uber, a Mcdonald’s y la lista sigue, será usted el próximo, seré yo?

No lo sabemos, pero podemos intuir.

  • Cuánto interés le pone a su sitio web?
  • Tiene certificado de seguridad?
  • Tiene correo electrónico con dominio propio?
  • Puede agendar una videoconferencia en par minutos o menos? 
  • Cómo está su presencia en redes sociales?
  • Tiene a sus clientes registrados en un CRM o libro de Excel, y lo actualiza?
  • Conoce las tendencias tecnológicas o de negocio que pueden afectar en el corto o mediano plazo?
  • Que están haciendo sus competidores?
  • Cual es la razón por la que sus clientes lo eligen?

De sus respuesta depende su viabilidad como negocio, como empleado, como…persona?

Todo está definido por la manera como nos relacionamos, con nosotros mismos: Qué y cómo aprendemos; y con los demás: qué medios y tecnología usamos y cómo las usamos.

y lo más relevante: Qué tipo de personas queremos ser?

La que documenta el cambio?

La que se sorprende con el cambio?

La que hace que las cosa cambian?

Elija aquí su opción de cómo participar en el futuro:

Le gustó el Post?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp