Las Empresas & Gobiernos de cara a lo digital

Las empresas y los gobiernos invertirán en lo que alguna vez fue imposible para impulsar el futuro del trabajo. Las sombrías nubes de la pandemia han revelado un lado positivo e inesperado: hemos ampliado el universo de posibilidades.

Hicimos cosas que antes parecían imposibles (por ejemplo, toda la fuerza laboral del sector público italiano pasó de trabajar casi en un 100% «in situ» a trabajar en un 100% a distancia en cuestión de días), porque no teníamos otra opción. Así es como hacen empresas y gobiernos «inteligentes» de todo el mundo, aprovechar ese espíritu de posibilidad después de que pase la crisis inmediata.

Actualmente: Las empresas calificadas como «mejor sitio para trabajar» y que verdaderamente invierten en sus colaboradores, obtendrán una ventaja creativa. La pandemia ha obligado a la mayoría de las empresas a adoptar un modo de gestión de la fuerza laboral en el que la empatía es lo primero, ofreciendo flexibilidad y compasión. A medida que retrocede la crisis aguda, es de esperar que algunas empresas vuelvan a adoptar una gestión de la fuerza laboral con poca empatía y poca inversión. Esas empresas reforzarán el cumplimiento normativo y la medición de la productividad, intentarán usar automatización para reducir agresivamente el costo de su fuerza laboral. La automatización cerrará algunas rutas hacia el empleo formal para trabajadores en países en vías de desarrollo.

Por el contrario, los mejores empresas tratarán a sus empleados como activos valiosos; Proporcionarán capacitación y herramientas para involucrar a los trabajadores y aprender a medir los resultados en lugar de las tareas.

Ellos centrarán la automatización para unir humanos y máquinas y resolver problemas de manera más efectiva. Esas fuerzas de trabajo comprometidas generarán ideas más creativas que los empleados de empresas de baja empatía, lo que les dará una ventaja competitiva a los mejores.

Mediano plazo: Los formuladores de políticas aprovecharán nuevas posibilidades. En muchos países, los niveles de empleo permanecerán deprimidos durante años y solo se acercarán a los niveles previos a la pandemia en esta fase. El trabajo mayoritariamente remoto impulsará la movilización de centros económicos globales como Nueva York, París y Seúl,  las empresas perderán más del 25% de su espacio de oficinas de alto costo en el centro de la ciudad. Algunas regiones de crearán incentivos gubernamentales para atraer empresas y repoblar. Los cambios en las políticas públicas posteriores a una pandemia que no sean de emergencia ahora entrarán en vigor, incluidos experimentos más amplios con la renta básica universal (RBU) para reducir la desigualdad desestabilizadora de la renta y la riqueza.

Largo plazo: El trabajo se re-distribuirá y hará lenta hiperurbanización. Las élites digitales en demanda ya habrán hecho la transición al trabajo remoto permanente y ahora demandarán paquetes de compensación comparados a nivel mundial. Una mayor desocupación de las oficinas del centro de la ciudad creará oportunidades para ciudades y pueblos más pequeños que aseguren inversiones en infraestructura física y de conocimiento, incluso en países en desarrollo. Por ejemplo, Wipro BPO ya tiene un centro en la aldea del sur de la India (y centro educativo regional) de Manjakkudi (población de 2.500) .Las ciudades globales re-utilizarán el espacio de oficinas centrales vacías como viviendas de ingresos mixtos y re-diseñarán los espacios públicos para atraer a los buscadores de cultura, y un crecimiento más lento reducirá la contaminación y la demanda de recursos en esas ciudades.

Los estudiantes de secundaria nativos digitalmente de hoy se unirán a la fuerza laboral y adoptarán tanto los modelos de trabajo centrados en la automatización como el futuro del trabajo adaptativo.

Y también se beneficiarán de las innovaciones políticas como la RBU que se generaliza en muchos países en desarrollo.

… Continuar leyendo: Resiliencia Empresarial
Leer la parte 1 COVID (N+1)

Like this article?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on Linkdin
Share on pinterest
Share on Pinterest